Sobrepeso: preguntas frecuentes

¡Me esfuerzo en adelgazar y no pierdo peso!

Pregunta – ¿Qué pautas básicas he de seguir si estoy en mantenimiento? He perdido 15 kilos y no quiero recuperarlos. Me gustarí­a perder un par de kilos más, pero ya me cuesta mucho.
Respuesta – Si sólo son dos kilos de peso los que deseas perder, posiblemente te será suficiente con el ejercicio fí­sico. En cuanto a la dieta, una dieta de mantenimiento es básicamente, una dieta con las calorí­as justas para mantener nuestro peso. Es decir, si estamos haciendo una dieta de 1800 calorí­as y queremos mantenernos en el peso que tenemos cuando la estamos haciendo, podemos seguir con esta misma dieta. Lo ideal es que te indique un especialista como hacerla adecuadamente, dado que en ocasiones, una persona con el mismo sexo y edad que otra, tiene unas necesidades calóricas diferentes.

P – Me gustarí­a saber si es normal que con una dieta equilibrada y mediterránea y haciendo una hora de ejercicio todos los dí­as no sea capaz de adelgazar.
R – Cuando llegamos a este problema, hay que hacer un análisis más concreto y evaluar varios aspectos. Cómo son los ejercicios, si se está haciendo verdaderamente bien la dieta, es decir, si la podemos seguir al pie de la letra. Porque a lo mejor, al cabo del dí­a nos tomamos unos cafés y unas cañitas, que no consideramos que eso sea salirse de la dieta, porque hemos seguido perfectamente las instrucciones. Por otro lado, habrí­a que evaluar ese ejercicio. Si hacemos caminatas y nos paramos cada 15 minutos a ver un escaparate o a cruzar una calle, el ejercicio no nos está siendo tan beneficioso como deberí­a. Y por último, habrí­a que evaluar si estamos perdiendo volumen. No nos hemos de obsesionar sólo con el peso. Si perdemos volumen aunque no perdamos peso, la dieta está funcionando.

P – Estoy haciendo dieta de 1300 calorí­as y no adelgazo. ¿Qué debo hacer? ¿Pasar a 1200 calorí­as? No como azúcar, pocas grasas… ¿Qué estoy haciendo mal?
R – Hay que estimular su metabolismo. Yo me asegurarí­a de si esa dieta esta bien equilibrada, si bebo la suficiente cantidad de lí­quidos. Mira también las etiquetas de los productos. Quizá ahí­ tengas mucho sodio o fructosa escondida. Intenta hacer ejercicio fí­sico. Si lo haces, haz más ejercicio. Piensa que también el músculo y el agua pesan, así­ que observa si te siente mejor y pierdes volumen. Si en un mes no has bajado nada haciendo esto, lo ideal es bajar un poquito más las calorí­as o intentar hacer algunas modificaciones de la dieta. Serí­a conveniente que su dietista hablase con usted para saber un poco si el error puede estar en los preparados, las cantidades, etc…

P – Mi problema es que siempre engordo de cintura para abajo, ¿que me aconseja que haga?
R – Eso es su genética. Ahí­ no podemos hacer mucho con la dieta, más que decirle que haga dieta sana. Le ayudará más el ejercicio fí­sico. Le proponemos que se ponga en manos de un entrenador fí­sico para que le ayude a bajar volumen de unas zonas y a aumentarlo en otras. Esto le llevará tiempo, pero le encantará ver los resultados.

P – Cuando me pongo a dieta enseguida adelgazo unos 3 kilos pero luego sigo y apenas pierdo y si lo dejo enseguida los vuelvo a recuperar, ¿me podrí­as decir que debo hacer para no recuperarlos?
R – El principal problema a la hora de hacer dieta, es que a veces nos planteamos dietas un poco extrañas, como la dieta de la sopa o de la piña, etc… Estas dietas tienen muy poco que ver con lo que se ha de comer en una dieta equilibrada. Por lo tanto, perdemos peso en un principio, pero cuando volvemos a comer, volvemos a recuperar, porque nuestros hábitos nutricionales siguen siendo erróneos. En definitiva es recomendable hacer una dieta totalmente equilibrada en la que comamos un poquito de todo y de una forma saludable. Así­ conseguiremos perder peso de forma adecuada, poco a poco y sin suponernos un terrible esfuerzo, y lo más importante, sin el efecto boomerang.

P – Hola, soy un chico 25 años 175 y 80 kg. corro 5km al dí­a pero no adelgazo. Como suave cinco veces al dí­a.
R – Para responder adecuadamente necesitarí­a más información, pero puede ser que estés provocando que tu metabolismo trabaje más despacio con tu dieta. Normalmente para hablar del metabolismo se hace una metáfora con el motor de un coche. Si siempre tenemos en reserva el coche, tendemos a “ahogar” el motor y a maltratarlo. Lo mismo hacemos con nuestro cuerpo cuando lo sometemos a dietas muy bajas en calorí­as y que no nos aportan todos los nutrientes. Por otro lado, puede ser que no tengas algunos niveles de vitamina B. Te recomiendo que reevalues tu dieta.

P – Quisiera saber como perder barriguita, ya que a pesar de que hago mucho deporte pierdo de todos los sitios menos de ahí­ y eso que hago abdominales.
R – Para obtener este resultado se ha de hacer una combinación de dieta saludable, ejercicios aeróbicos, trabajo de abdominales y AGUA, mucha agua. Solo si combinamos estas claves con constancia lo conseguiremos en un corto-medio plazo. Haz una dieta equilibrada en la que incluyas todos los nutrientes, evitando frituras, dulces, alcohol y reduciendo el consumo de carnes rojas o sustituyéndolas por carnes magras. Consume cereales integrales, lácteos descremados o light, frutas, verduras, legumbres. Ciclismo, footing (trotar o correr), natación o gimnasia aeróbica (como steps). Muchos piensan que haciendo simplemente abdominales van a quemar las grasas de esta zona, y eso es un ERROR. Los ejercicios abdominales son imprescindibles para conseguir tonicidad y firmeza muscular. Haz abdominales diariamente, y se constante, en pocas semanas verás los resultados. Toma dos litros por dí­a (unos ocho vasos) para eliminar toxinas. Bebe agua, antes, durante y después de la actividad fí­sica, y lógicamente, cuando tengas sed.

P – Soy la tí­pica “gordita” de toda la vida, que vive en periodos de Dieta y no Dieta desde que tiene uso de razón. Ahora tengo 47 años y estoy viendo que cada vez me cuesta mas perder los kilos que pongo y antes de que llegue la menopausia, me gustarí­a saber, si realmente hay una dieta o “algo” que funcione y sea duradero. Gracias
R – Efectivamente y desgraciadamente, con el paso de los años se hace más difí­cil perder esos kilos que nos sobran y, a la vez, existe mayor tendencia a acumularlos. Por lo tanto, es absolutamente normal y natural que actualmente te esté costando perder los kilos que te sobran. La sensación que me da al leer tu pregunta, cuando dices “periodos de Dieta y de no Dieta” es que esas dietas quizás no han sido todo lo equilibradas que debieran, y pueden que hayan influido en tu metabolismo negativamente. En fin, serí­a algo que habrí­a que evaluar, pero lo que se intenta con una buena dieta es reeducar a la persona que está haciendo la dieta a adquirir unos nuevos hábitos de alimentación. Y si estás en periodos de SI dieta NO dieta, creo que las dietas que has llevado a cabo no eran las más adecuadas para tí­. Llegados a este punto, serí­a conveniente que te pusieras en contacto de algún profesional.

P – Estoy a dieta por un nutricionista y he perdido diez kilos, pero desde hace algunas semanas no bajo ni un gramo. ¿A qué es debido?
R – Puede ser que su metabolismo se ha parado o ralentizado y hay que estimularlo. Su nutricionista le tiene que indicar la forma de hacerlo, pero digamos que a grandes rasgos, la forma es haciendo ejercicio, bajando un poco las calorí­as y asegurándonos de que la dieta tiene suficiente cantidad de vitaminas del grupo B, por ejemplo, que son indispensables para el metabolismo de los nutrientes. A veces no es todo hacer dietas muy bajas en calorí­as, sino dietas que nos reeduquen en nuestros hábitos nutricionales y que estén bien formuladas.

P – Buenos dí­as, como ligero las cinco comidas del dí­a, bebo 2 litros de agua, voy al gimnasio a diario (cinta + pesas), pero al llegar a casa desfallezco, y atraco la nevera… ¿Qué me recomiendas?
R – Bien, quizá deberí­as reforzar la merienda y hacer una cena más ligera. Si atacas la nevera es porque tienes hambre o porque tu cuerpo te pide nutrientes después del ejercicio fí­sico. Entonces habrí­a que intentar dos cosas, una serí­a que la comida anterior al entrenamiento no fuera tan ligera, fuera lo suficientemente contundente como para evitar el atracón, y por otro lado, tomar alguna bebida reconstituyente o isotónica natural o comercial, que te ayude a recuperar los nutrientes que se han perdido durante el ejercicio. Si esto continua sin funcionarte, evalúa si el atracón viene dado porque tienes hambre o porque existe algún tema emocional que te lleva al atracón, así­ que cuando te entre el hambre, cuenta hasta diez y escribe en un diario porque te apetece pegarte el atracón.

P – He adelgazado 16 kilos, pero ya me cuesta mucho bajar. Como podrí­a bajar un par de kilos más a base de fruta… ¿melón?
R – Para nada eso es una dieta recomendable. Es una forma de bajar de peso desnutriéndonos. Para bajar de peso hay que hacer una dieta siempre equilibrada y sana, y alimentarse sólo a frutas no es la mejor forma. Suele suceder que si hacemos dietas que no son equilibradas pero que nos hacen perder mucho peso, juguemos con nuestro metabolismo y lo alteremos. Por lo tanto, yo le recomendarí­a que buscara a algún profesional que la haga una dieta acorde a sus necesidades. Es muy común el efecto yo-yo en este tipo de dietas. Este efecto, para los que no lo sepan, quiere decir recuperar el peso perdido, o incluso más peso del que tení­amos antes de iniciar la dieta. Por lo tanto, me reitero en hacer una dieta sana y equilibrada baja en calorí­as a la que poco a poco le vayamos subiendo las calorí­as o bajándolas según el caso hasta llegar a nuestro peso ideal y estabilizarnos. El problema de estas dietas basadas en consumir frutas o verduras básicamente, es que no es nuestra forma de comer habitual, por lo tanto, al volver a nuestra dieta normal, puede que recuperemos el peso perdido.

P – Me gustarí­a saber por qué tengo tanta celulitis si me cuido mucho.
R – La celulitis afecta a la inmensa mayorí­a de la población femenina. Por lo tanto, aunque nos cuidemos, no nos tiene que extrañar mucho que nos salga. A lo largo del dí­a, en muchas ocasiones, quizá sin darnos cuenta, le añadimos azúcar a los cuatro cafés que nos tomamos, consumimos zumos en teorí­a naturales, pero que en la práctica no lo son, o sin azúcar, pero que llevan otros azúcares diferentes a la glucosa. Fumamos, tenemos estrés, y un largo etcétera de pequeñas cosas que una a una pueden influir en que tengamos celulitis. Por lo tanto, le invito a que haga una revisión a su estilo de vida y a su alimentación para evaluar por qué puede tener usted más celulitis de la que estima que deberí­a de tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *