Se le acaba el tiempo a la humanidad

ONU: se agota tiempo para revertir cambio climático

NACIONES UNIDAS (Agencias).— La conferencia sobre el cambio climático auspiciada ayer por Naciones Unidas en Nueva York dejó una conclusión mayoritaria: los paí­ses desarrollados deben pagar por el daño causado al planeta y financiar con ello las inversiones en energí­as renovables de los menos pudientes.

Mientras los ricos y minoritarios entre los 150 paí­ses que intervinieron en la reunión se centraban en qué energí­as”limpias” deben ser potenciadas e insistí­an en la palabra”futuro”, las naciones en ví­as de desarrollo, entre ellas la mayorí­a de las latinoamericanas, reclamaron que el”primer mundo” pague su”deuda moral e histórica”.

El secretario general de la ONU, Ban-Ki moon, aseguró que”sabemos suficiente como para actuar (…) Lo que no tenemos es tiempo”, tras considerar que el cambio climático es la cuestión definitoria en esta era y señalar que los paí­ses industrializados deben tomar la delantera en los esfuerzos para combatirlo. Ban llamó a alcanzar compromisos en cuatro rubros: adaptación frente al impacto del cambio climático; mitigación de sus efectos a través de una acción decisiva; uso de tecnologí­a limpias y , por último, financiamiento a paí­ses en desarrollo para que reduzcan emisiones de efecto invernadero.

Más de 80 lí­deres mundiales —entre quienes se notó marcadamente la ausencia del presidente estadounidense, George W. Bush— figuraron entre los aproximadamente 150 disertadores en la conferencia.

Bush se desmarcó del debate de la ONU y convocó su propia reunión sobre el cambio climático para los dí­as 27 y 28 de septiembre, invitando a 15 paí­ses y organismo, entre los que están, además de la ONU y la Unión Europea (UE), Japón, Canadá, Brasil, Corea del Sur, México, Rusia, Australia, Indonesia y Sudáfrica, once de los que más contaminan el planeta. Sin embargo, a la conferencia asistió la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, quien dijo que el mundo necesita una revolución energética que trascienda al petróleo, el gas y el carbón.

“No es una cuestión de elección entre crecimiento y protección de nuestro mundo. Necesitamos crecimiento limpio”, dijo a su ve el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Arnold Schwarzenegger, gobernador de California que ha introducido las medidas más estrictas para reducir las emisiones de gases en EU, aconsejó a los lí­deres mundiales dejar de culparse unos a otros por la existencia del calentamiento global y comenzar a avanzar hacia los cambios.

Entre los mandatarios latinoamericanos, el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, reclamó”nuevos y creativos medios financieros y tecnológicos” para reparar la deuda que los paí­ses industrializados tienen con aquellos en desarrollo. Para la presidenta de Chile, Michelle Bachelet,”los paí­ses en desarrollo también podemos asumir este nuevo desafí­o como una oportunidad”.

México asiste al foro

Al encuentro de la ONU asistió la canciller mexicana Patricia Espinosa, quien fue acompañada por el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, Juan Rafael Elvira Quesada. Durante su intervención, Quesada dijo que”la inacción de otros no será pretexto para incumplir nuestra parte” y abogó, en la mesa redonda dedicada al tema de la mitigación, por una actuación conjunta y con”sentido de urgencia” para frenar los efectos adversos del calentamiento global, que en México, subrayó,”ya hemos empezado a padecer con una intensidad inquietante”.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Yang Jiechi, rechazó las crí­ticas sobre las polí­ticas medioambientales de su paí­s y dijo ha reducido su dependencia del carbón y ha desarrollado bosques para absorber las miles de millones de toneladas de dióxido de carbono que emite.

“Es urgente poner en marcha un plan integral para la lucha contra el cambio climático” , dijo al respecto el presidente del gobierno español, José Luis Rodrí­guez Zapatero. La canciller alemana, Angela Merkel, consideró que”el cambio climático llevará a dramáticas pérdidas si no lo manejamos decididamente”. En este marco, el ex vicepresidente de EU, Al Gore propuso que los jefes de Estado y de gobierno se reúnan cada tres meses hasta lograr un acuerdo para combatir el cambio climático, que se deberá aplicar desde inicios de 2010.

Ví­a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *