¿Qué hacer cuando se cae el pelo?

calvo.jpg

¿Qué hacer cuando se cae el cabello?

La gente gasta alrededor de 2000 millones de dólares por año con la esperanza de restaurar su cabello, así­ que a nadie debe sorprender que los investigadores se afanen por encontrar la clave genética de la caí­da del cabello. Sin embargo, la cura, si la hay, está a muchos años de distancia. Hasta entonces hay varias medidas que se pueden tomar.

El minoxidil, una loción que se aplica en la zona calva dos veces por dí­a, es una opción. Antes vendido sólo bajo receta médica, hoy en dí­a se lo puede adquirir libremente. Sin embargo, no les sirve a todas las personas ni todas las veces, y hay que aplicárselo durante el resto de la vida para que los resultados se mantengan. Si a esto se suma la alarmante serie de posibles efectos secundarios, como dolor de pecho, desmayos y la inexplicable subida de peso, el minoxidil empieza a parecer menos atractivo.

El finasteride, originalmente usado para tratar el agrandamiento de la próstata y ahora vendido bajo receta médica para combatir la calvicie, inhibe la conversión de la testosterona en DHT. Los estudios muestran que, si lo hace, el cabello vuelve a crecer en los primeros 12 meses, pero en cuanto las pí­ldoras dejan de tomarse, los resultados desaparecen gradualmente por el drenaje o en el cesto de basura. Los efectos secundarios del medicamento también son para ponerse a pensar: pueden incluir una disminución de la libido e impotencia parcial.

Otra opción es la cirugí­a, pero los procedimientos utilizados actualmente son costosos. El injerto de cabello entraña una cuidadosa implantación de cientos de injertos de tamaños diversos, a veces de un solo folí­culo. Otros dos procedimientos son la cirugí­a para reducir el cuero cabelludo (se le quita a éste tejido dérmico para que los restos de cabello queden más juntos) y la cirugí­a de rotación (se levanta una parte de piel con cabello y se la rota para cubrir la zona calva).

En vez de una operación, quizá prefiera usted seguir el consejo de Susanna Romano, del Salón AKS de Nueva York. Exhorta a los hombres que están perdiendo el pelo a que se concentren en el efecto general, no en cubrirse la parte calva. Usar el cabello corto o de largo mediano siguiendo la forma de la cabeza es lo que funciona mejor, dice Romano. A las mujeres cuyo cabello se está afinando, les recomienda un corte recto justo por debajo de la barbilla. Si a la capa inferior de cinco centí­metros se la deja un centí­metro más corta, el cabello adquiere mayor cuerpo. Como subrayan Romano y otros especialistas, con los productos existentes hoy en dí­a, y la ayuda profesional, no hay motivos para que uno no pueda tener el cabello que realmente quiere.

La autora Maggie Keresey se especializa en temas de salud y condición fí­sica.

Tomado de la revista New Choices. Copyright © 1998 RD Publications, Inc. Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción parcial o total sin consentimiento por escrito de los editores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *