Niños con SIDA cuentan su historia

“Me dibujo a mí­ mismo muy flaco, los brazos pequeños, las piernas pequeñas y una cabeza grande y redonda. Lloro sin parar. El trozo rojo es el virus. Ocupa una gran parte de mi cuerpo. Un médico me da medicamentos, no sé para qué sirven pero los tomo de todas formas. Después de un tiempo, me convertí­ en un chico atractivo. Soy fuerte y alto. El virus todaví­a está dentro de mí­ pero es muy pequeño y está encerrado a cal y canto. Digo adiós a la enfermedad.

La gente dice que estamos enfermos de SIDA, pero no lo estamos. Tenemos el virus del SIDA, ¡eso es todo!”

– Jean-Paul, 14, en tratamiento ARV desde abril de 2004

Médicos sin Fronteras trae una serie de testimonios que mueven el corazón a través de las palabras de pequeños que padecen la enfermedad y se atreven a expresarle al mundo su realidad. Para conocer más historias, concientizarse o acercarse un poco más a estos pequeños, visite la página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *