Mi embarazo semana a semana: ¡Ya vengo mami!

SEMANA 5:
Aunque en realidad el embrión tenga 3 semanas, el embarazo se cuenta desde el primer dí­a de tu última regla, por lo tanto ahora, se te cuentan 5 semanas. Estas aproximadamente una semana pasada de la fecha en la que esperabas tu perí­odo. Los senos comienzan a crecer y pueden estar algo sensibles. Puedes tener dolor de espalda leve o dolor abdominal lo que te puede dar la idea que tu perí­odo está a punto de venir. El embrión es ahora de 2 mms de largo y es visible a simple vista. La espina dorsal, la cabeza y el tronco comienzan a tomar la forma. En esta etapa, el embrión se parece a un caballito de mar diminuto.

SEMANA 6:
El embrión tiene ojos y orejas rudimentarios, cerebro y un corazón que late. Los brotes diminutos de sus brazos y piernas comienzan a aparecer y la circulación de la sangre comienza a funcionar. En este perí­odo se diferencian los órganos genitales. Puedes estar sintiéndote enferma en las mañanas y necesitar orinar más a menudo que lo usual.

SEMANA 7:
Tu bebé mide entre 1 y 3 cms de largo. Los brotes de sus extremidades se desarrollan rápidamente y se parecen a brazos y piernas diminutos, pero las manos y los pies son sólo esbozos. El bebé tiene labios y nariz visibles. Existe actividad eléctrica (se podrí­a hacer un electroencefalograma), evidenciando actividad cerebral. Puedes sentirte mareada, especialmente si tienes que estar parada durante mucho tiempo.

SEMANA 8:
Todos los órganos mayores de tu bebé se han formado aunque no completamente. Los ojos y las orejas crecen ahora. El corazón golpea fuertemente. Cuándo te realicen un ultrasonido (ecografí­a), durante este tiempo, podrás ver el corazón fetal latiendo rápidamente. El cerebro está completo. Puede que tengas asco frente a ciertos alimentos. Igualmente, puedes desear alimentos que normalmente no te agradaban. Los senos crecen más y la areola se torna más oscura, desarrollándose nódulos pequeños (tubérculos de Montgomery). Desde el comienzo lleva un sostén firme.

SEMANA 9:
El bebé ya se mueve aunque no seas capaz de sentirlo. Los dedos se desarrollan formándose las huellas digitales. Puede hacer un puño con sus manos y chuparse un pulgar. Aparecen las rodillas y los codos. El peso del bebé en este punto, está cerca de los 2 grs. Él tiene perí­odos de sueño y despertar. La cabeza es inmensa en relación a su cuerpo. Puede presentarse algún flujo vaginal, será normal siempre y cuando no haya picazón ni dolor. Esto ocurre a causa de las hormonas del embarazo. Cuida tu higiene oral y visita a tu dentista por lo menos una vez durante el embarazo.

SEMANA 10:
Tu bebé es ahora de 4 a 5 cms de largo y pesa cerca de 5 grs. El cordón umbilical se forma. La placenta comienza a producir progesterona. Mueve los brazos y piernas, da vueltas en el lí­quido amniótico. Escucha ruidos. La alimentación a través del cordón comenzará alrededor de la semana duodécima. El útero tiene el tamaño de una naranja aunque no se note todaví­a.

SEMANA 11:
Tu bebé es ahora de más o menos 5.5 cms de largo y pesa 10 grs. Los testí­culos o los ovarios se han formado así­ como también todos los órganos mayores. Estos órganos no se desarrollarán mucho más, pero sí­ continuarán creciendo durante el resto del embarazo. Tu bebé ahora es clasificado como feto, ya no como un embrión, y está relativamente a salvo del riesgo de anormalidades congénitas. Cualquier molestia matinal que puedas haber tenido deberí­a comenzar a desaparecer de ahora en adelante. La cantidad de sangre que circula por tu cuerpo ha comenzado a aumentar. Tu respirar es más rápido y puedes notar que sudas más que lo usual debido a la sangre extra en tu sistema. Esto es todo normal y no debes preocuparte. _

SEMANA 12:
Tu bebé mide cerca de 6.5 cms de largo y pesa cerca de 18 grs. La cabeza llega a ser más redondeada y la cara se forma completamente. Los dedos también se forman y las uñas comienzan a crecer. El bebé se mueve pero no puedes sentir estos movimientos todaví­a.

SEMANA 13:
Cualquier muestra de cansancio estará desapareciendo. Te sentirá probablemente energética y activa. Tu bebé ahora está formado completamente. De ahora en adelante él estará creciendo y lo hará hasta que esté suficientemente maduro. El bebé es ahora de aproximadamente 7.5 cms y pesa 30 grs.

SEMANA 14:
Comienza a aparecer cabello en la cabeza del bebé y tiene también cejas. Durante las visitas al médico, serás capaz de oí­r los latidos del corazón del bebé. El útero es ahora tan amplio que comienza a salir fuera de la pelvis notándose externamente. La ropa te estará quedando más ajustada, no la utilices demasiado apretada. Compra alguna ropa suelta y cómoda, con cintura elástica, aunque aun no es necesario llevar ropa maternal.

SEMANA 15:
Tu bebé crece rápidamente ahora. El cuello se ha alargado y la cabeza no está tan doblada hacia el pecho. El bebé traga parte del lí­quido amniótico y puede orinar. La placenta trabaja y el bebé recibe todo su alimento de ella.

SEMANA 16:
Tu bebé mide ahora cerca de 16 cms de largo y pesa 35 grs. Durante una ecografí­a, podrás ver la cabeza del bebé, su cuerpo y lo verás moverse. Ejercita todos los miembros y patea. Esta es la etapa más temprana en que puedes sentir al bebé moverse. Se siente como una mariposa en el vientre. Sin embargo, no te preocupes si no lo sientes todaví­a. Si este es tu primer bebé, puedes sentir los primeros movimientos hasta las 20 semanas.

SEMANA 17:
El bebé es cubierto con un vello, llamado lanugo. Esta cubierto también con vernix, una sustancia grasosa que protege la piel. Su cara tiene caracterí­sticas más humanas aunque los ojos sean todaví­a grandes y separados. Tu cintura comienza a desaparecer y la nariz la puedes sentir congestionada, algunas mujeres experimentan incluso sangramiento. Puedes tener también un aumento de flujo vaginal.

SEMANA 18:
Tu bebé es ahora de aproximadamente 20 cms de largo y se mueve activamente. El patea, mueve sus manos y se chupa el pulgar. Ya le funcionan las cuerdas vocales y podrí­a llorar.

SEMANA 19:
El bebé nada todaví­a en una cantidad grande de lí­quido amniótico. Crece rápidamente, en longitud y peso. Hace algunos movimientos muy activos que pueden ser sentidos por ti. Advertirás que hay momentos en que tu bebé parece estar dormido y otros en que se mueve mucho.

SEMANA 20:
El bebé es ahora de 25 cms largo, la mitad del largo que tendrá al nacer y pesa cerca de 340 grs. El abdomen crece, ahora es obvio para cualquiera que te vea, que estás embarazada.

SEMANA 21:
Muchas mujeres sienten acidez durante el embarazo. Si padeces de ella, pregunta a tu doctor para que te recete tabletas antiácidas. Mientras circulas durante el dí­a, tu bebé parece a menudo mecido y dormido. Cuándo descansas o te acuestas, él a menudo se despierta y comienza a patear.

SEMANA 22:
El bebé pesa cerca de 450 grs. Se mueve todaví­a libremente en el lí­quido amniótico. El vientre crece y se ensancha para hacer espacio para el bebé creciente.

SEMANA 23:
Eres capaz de ver los movimientos del bebé y cuando colocas la mano en el vientre, lo puedes sentir patear y mover. Tu pareja gozará sentir el bebé también. Muchas mujeres tienen problemas para dormir a medida que se hacen más pesadas. Usar algunas almohadas extras para el apoyo pueden ayudar. Un masaje con aceites aromáticos antes de dormir, relaja._

SEMANA 24:
Tu bebé es de aproximadamente 32 cms de largo y pesa 500 grs. Puedes sentir las diferentes partes del cuerpo de su cuerpo a través de la pared abdominal. El músculo uterino se estira y puedes sentir dolor en el costado del abdomen. La parte superior del útero alcanza a apenas encima de tu ombligo.

SEMANA 25:
Puedes advertir que el bebé reacciona a ruidos fuertes o a la música. Puedes necesitar ir al baño más a menudo que lo usual, porque el bebé presiona la vejiga.

SEMANA 26:
Estarás subiendo de peso regularmente. Puedes advertir que este peso se distribuye de manera importante en nalgas y vientre. La piel del bebé cambia gradualmente; llega a ser opaca en vez de transparente. La piel es todaví­a muy arrugada pero está protegida por la capa de vernix.

SEMANA 27:
El bebé crece rápidamente y llena casi todo el espacio disponible en el útero. En algún momento durante el séptimo mes, la mayorí­a de los bebés giran y se ponen de cabeza. Cuándo ves los movimientos del bebé en el abdomen, puedes distinguir las partes diferentes del cuerpo, el trasero, el pie o la rodilla.

SEMANA 28:
Tu bebé es ahora casi completamente viable. Eso significa que él serí­a capaz de vivir independiente, aunque los pulmones no sean maduros todaví­a. Si tu bebé naciera durante este tiempo él serí­a prematuro, pero tendrí­a una oportunidad buena de sobrevivencia. Ahora mide 38 cms. de largo y pesa cerca de 900 grs.

SEMANA 29:
Estarás ahora en tu tercer trimestre. Este trimestre afecta a cada mujer en forma diferente. Algunas mujeres se sienten cansadas y agotadas, deseando que el nacimiento sea luego. Otras mujeres permanecen activas y enérgicas como antes. Ahora puede ser un buen tiempo de empezar a comprar las cosas que necesitas para el bebé. Si lo aplazas mucho más, puede que luego estés demasiado pesada para gozar las compras.

SEMANA 30:
Puedes advertir que te sale calostro por los senos. Esto es normal, no debes apretar para que salga. Es importante llevar un buen sostén. Si planeas dar de mamar a tu bebé, consulta al médico o matrona sobre los cuidados de los pezones para evitar problemas futuros. El abdomen está pesado ahora y siempre debes tratar de mantener una buena postura para evitar tener dolor de espalda.

SEMANA 31:
La cabeza del bebé es ahora más proporcionada con el resto de su cuerpo. Puedes sentir la presión en tu diafragma, el estómago y los intestinos. Para aliviar esto temporalmente, estira los brazos hacia arriba. Con esto levantas las costillas del útero. El peso del bebé es ahora cerca de 1800 grs.

SEMANA 32:
El bebé ahora está formado perfectamente. Él sólo necesita surfactante en el pulmón y una capa de gordura en el cuerpo antes de estar listo para nacer. Su piel es más gruesa y si naciera sobrevivirí­a. Puedes quedar jadeante cuándo subes escaleras o haces caminatas largas. No te exijas demasiado. Toma un descanso cuando tu cuerpo lo pida. _

SEMANA 33:
Tu bebé está ahora demasiado grande para estar moviéndose libremente en el lí­quido amniótico y permanece más o menos en una posición, generalmente cabeza abajo. Los movimientos que sientes ahora son puntadas y patadas. ¡Ellos pueden ser tan vigorosos que te quitan el aliento!

SEMANA 34:
Debieras estar asistiendo a clases prenatales donde aprenderás técnicas de relajación y de respiración. Ellas te ayudarán a relajarte durante el trabajo de parto y a manejar las contracciones. Te pueden ayudar durante el resto del embarazo para relajarte y enfrentarte con cualquier dolor que puedas tener.

SEMANA 35:
Las medidas del bebé son aproximadamente 44 cms y pesa alrededor 2.5 kgs. Su piel es lisa. Cuándo él está despierto, los ojos están abiertos y podrí­a diferenciar entre la luz y la oscuridad.

SEMANA 36:
Tu bebé está casi completamente maduro. Se le forman cúmulos de grasa que le redondean el cuerpo. La piel de la cara es rosada. En cualquier momento él puede descender en tu pelvis. Una vez que el bebé lo haya hecho, puedes encontrar que tu respirar es más fácil y la presión en tu diafragma es menor. Puedes necesitar ir al baño más a menudo porque el útero ahora se aprieta mayormente contra la vejiga. Las últimas semanas del embarazo pueden estar cansándote y puede que estés ansiosa porque el bebe nazca. Preocúpate de que en la maleta para el hospital no falte nada. Tu bebé está ahora de aproximadamente 46 cms de largo y pesa entre 2.5 a 3.5 kgs.

SEMANA 37:
Si tu bebé nace en este tiempo, tiene una excelente tasa de sobrevivencia. Tu bebé puede estar moviéndose menos ahora. Sentirás probablemente los movimientos menos intensos, especialmente después que él se ha encajado, porque no hay suficiente espacio en el útero. Puede que sólo sientas los golpes de piernas y brazo.

SEMANA 38:
Los intestinos del bebé contienen meconio, una sustancia pegajosa negra que será su primer movimiento de intestinos después del nacimiento. Algunos bebés excretan el meconio durante el nacimiento. Las contracciones de Braxton Hicks pueden ser bastante fuertes durante este tiempo y pueden ser confundidas con las verdaderas. Las contracciones verdaderas del trabajo de parto, sin embargo son más fuertes e intensas.

SEMANA 39:
Tu bebé está listo para nacer. El dí­a esperado por largo tiempo está cerca y pronto estarás sosteniendo a tu bebé. Tu bebé ha perdido el lanugo, aunque podrás encontrar algunos en su espalda y en la frente. Los ojos del bebé serán probablemente azules en el nacimiento pero esto puede cambiar en las semanas siguientes.

SEMANA 40:
Ahora, cualquier dí­a puede comenzar el trabajo de parto. No te preocupes si tu bebé no nace exactamente en la fecha de las 40 semanas. Esta fecha es sólo una estadí­stica. Sólo el 5 % de los bebés nacen en dichas fechas. ¡Algunos bebés llegan un poco antes, otros un poco después, pero llegan!
¡Mucha suerte y felicidad con el nuevo bebé en tu vida!

Ví­a

Un comentario sobre “Mi embarazo semana a semana: ¡Ya vengo mami!”

  1. hola q tal tengo una duda, lo q pasa es q hace como tres meses o mas tuve relaciones sin proteccion, pero bueno eh tenido mi sangrado durante 3 meses y no se si pueda estar embarazada y menstruar al mismo tiempo, ya lei los sintomas del embarazo y no tengo ninguno. excepto q me dan unas tremendas ganas de comer mucho. pero es todo… ayuda,, porfavor..!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *