Laboratorio de evaluación funcional del anciano

Posee Cuba Laboratorio de evaluación funcional del anciano

El Centro de Investigaciones Sobre longevidad, Envejecimiento y Salud (CITED), desarrolla un Laboratorio de evaluación funcional del anciano, para valorar la capacidad de los sistemas neurosensorial, auditivo y visual de esas personas de la tercera edad.

Por: Iris Armas Padrino

Un equipo multidisciplinario de la referida institución capitalina, que arribó este siete de mayo a sus 15 años, lleva a cabo ese proyecto, el cual incluye estudios sobre la velocidad de la marcha y la amplitud del paso, la fuerza de agarre, equilibrio, evaluación cardiorrespiratoria, frecuencia cardiaca y tensión arterial.

En exclusivas a la AIN, el doctor Humberto Arencibia, director del CITED, explicó que el laboratorio tiene el propósito de evaluar al paciente funcionalmente, tanto en el desempeño fí­sico, como sensorial, cognitivo y social.Con ello se puede detectar precozmente el estado de fragilidad o discapacidad e intervenir de forma temprana y recuperarle al anciano su función normal o gran parte de ella, puntualizó el experto.

El CITED crea las bases organizativas y metodológicas para el funcionamiento del laboratorio, experiencia que puede ser extendida a otras provincias, y será mostrada en el XV Seminario Internacional de Atención al Adulto Mayor, el cual será inaugurado hoy en el Hotel Nacional de Cuba, con unos 200 representantes de varios paí­ses.

La doctora Susana Hierrezuelo, especialista del CITED, explicó a la AIN que el objetivo de este laboratorio es evaluar para conocer e intervenir, es decir, realizar el diagnóstico del paciente antes de enfermarse.

En Cuba el 15,9 por ciento de la población tiene 60 años o más y la expectativa de vida de los habitantes al nacer es de 77, por ello el Estado prioriza los programas de atención a las personas de la tercera edad, que incluyen la asistencia y seguridad social, cátedras del adulto mayor, cí­rculos y casas de abuelos, entre otras, con el fin de ofrecer una longevidad satisfactoria.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *