La crisis financiera ¿significa crisis de pareja?

910632_-suffering

En México es muy común el dicho de que “Cuando el dinero sale por la puerta, el amor sale por la ventana”; y es que tristemente en muchas ocasiones es cierto; pocas parejas logran sobrevivir a una crisis económica por muchas razones.

Actualmente la crisis financiera está haciendo estragos en la vida de miles de hogares, considerando la cuantiosa pérdida de empleos y el crecimiento de las deudas, hay mucho estrés en torno al dinero del hogar. Ante esto, la National Foundation for Credit Counseling (NFCC) brinda algunos antídotos para evitar que la crisis lleve a tu matrimonio a la bancarrota.

Se acabó la miel sobre hojuelas

De acuerdo a la NFCC, durante la fase del cortejo todo es miel sobre hojuelas y endeudarse para comprar las flores y para salir a comer parece valer la pena. Luego de eso viene el anillo de compromiso, la boda y la luna de miel en una isla exótica. Hasta ahí la vida es una maravilla, sin embargo los problemas comienzan en el matrimonio, a la llegada de las primeras cuentas a pagar.

“El principal problema es que la gente lleva consigo un equipaje financiero a su relación y a menudo no se ocupan de este hasta que surjen los problemas. Tal vez el equipaje venga en forma de una mala calificación crediticia, deudas significativas, o ninguna experiencia en el manejo de dinero”, explica Gail Cunningham, portavoz de la NFCC.

Qué hacer y qué no

La NFCC recomienda a las parejas darse apertura financiera, a través de una conversación seria en torno al dinero. Así que respira profundo y conoce qué hacer y qué no a la hora de conversar sobre los problemas económicos con tu pareja:

* Sé honesto acerca de tu situación financiera. Si las cosas no andan bien sería poco realista continuar con el mismo tipo de vida que llevabas antes si ahora ya no te alcanza.
* No protestes si necesitas cambiar tu estilo de vida. Si es necesario recortar gastos o tomar empleos dobles, no reproches. Es casi seguro que tu situación será temporal.
* Toma con seriedad la conversación. Al hablar de los problemas financieros respeta el hecho de que cada persona tiene opiniones y preocupaciones válidas.
* No abordes el tema a la mitad de una batalla. En lugar de ello tomen su tiempo para hablar del asunto en el momento indicado, cuando ninguna de las partes se sienta amenazado.
* Comprende actitudes financieras arraigadas. En la mayoría de los casos, las personas tienen costumbres financieras arraigadas desde su infancia dependiendo de cómo hayan sido educados.
* Aprendan uno del otro. Quizá uno de ustedes sea el ahorrador y el otro el que gaste, pero ambos deben llegar a un acuerdo para aprender de las tendencias del otro.
* No oculten deudas ni entradas económicas. Esto se le conoce como infidelidad financiera. En vez de eso, compartan documentos financieros, incluidos los reportes de crédito recientes, pagos, estados de cuenta del banco, deudas e inversiones.
* No señalen culpando. Ese es el enemigo número uno de las conversaciones reales.
* Discutan sobre documentos importantes. Existen documentos legales que tal vez sea hora de crear o cambiar, como tu testamento.
* Construyan un ahorro conjunto que incluya ahorros. En los tiempos difíciles,cuando cada centavo cuenta, los ahorros se vuelven críticos.
* Escojan a un responsable. Decidan quién será el encargado de pagar mensualmente los pagos. Lo más seguro es que uno de los dos encontrará más facilidad para llevar acabo esta tarea que el otro.
* Dense un poco de independencia. Lo mejor es que se permitan dejar cierta cantidad de dinero para que cada uno lo gaste como desee.
* Metas a corto y largo plazo. Está bien tener metas individuales, pero también es bueno crear unas en familia.
* Hablen de los préstamos a terceros. Decidan si este tema de los préstamos a amigos y familiares es confortable o resulta un tabú.
* Hablen sobre mantener a los padres. En caso de que tengan padres que necesiten su ayuda financiera establezcan un plan apropiado para poder ayudar sin causar la molestia de la pareja.

via

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *