La Trampa de la Ilusión: relación entre felicidad y éxito

¿Cuál es la relación entre la felicidad, el éxito y los deseos insatisfechos?

Autor: Marcelo Perazolo

Hoy quiero DISCUTIR las conclusiones que se derivan de una de las notas publicadas en el Club de la Efectividad… pero, para poder hacerlo, primero tiene que enterarse de cuál es la misma.

“…Vemos que el sol se mueve a través del cielo todos los dí­as.”

A pesar que nuestros sentidos registran ese movimiento, nuestra mente sabe que no se está moviendo y que la tierra está rotando sobre su propio eje (y nosotros junto con ella), a miles de kilómetros por hora.

Sabemos, en realidad, que somos nosotros quienes nos movemos y que el movimiento del sol es una ilusión.

Es muy fácil caer en la trampa de una ilusión. Todos sabemos -por ejemplo- que el dinero no compra el amor, o la felicidad. Sin embargo, muchas personas viven la ilusión de mejorar su calidad de vida, contar con más tiempo para ellas, o alcanzar la felicidad, a través del dinero. Incluso Usted, más de una vez habrá pensado:

“El dinero no hace la felicidad… pero cómo ayuda!”.

Aunque sintamos que el dinero trae felicidad… esa sensación es una ilusión.

Comprender una ilusión no es tan sencillo. Un niño pequeño no puede hacerlo. Se necesita conocimiento y haber alcanzado un cierto grado de desarrollo personal….”

– Stop !!

RAZONAMIENTO INCOMPLETO Y PARCIAL !! y, al anunciarse de un modo categórico… ES FALSO !! (en términos de la lógica formal -para quienes gusten de las frases rimbombantes-) Pongamos las cosas en su justo lugar y empecemos por diferenciar claramente las tres “palabras claves” que forman el andamiaje de esta nota.

Ilusión – Dinero – Felicidad

Si bien por algún extraño motivo (que no logro identificar) suelo sentirme MUCHO MAS FELIZ cuando tengo más dinero, voy a aceptar que una cosa y otra no están directamente relacionadas. Es REAL que “el dinero” no trae más felicidad.

Sin embargo, eso nos podrí­a llevar a la CONCLUSION ERRADA:

– Acaso la FALTA DE DINERO nos trae la felicidad ?

– Epppa !!!… qué buena tu pregunta Tí­o Paco !! Ya sé !!, seguramente es una “ilusión” y cuando no tenemos dinero y somos pobres y pasamos hambre y tenemos frí­o y nuestros hijos no pueden tener ropa, o techo sobre sus cabezas, somos MUY FELICES pero “no nos damos cuenta” !!

– Será eso ? Como su sentido común CLARAMENTE se lo indica. Ni la una, ni la otra…

Tener dinero NO le asegura “felicidad” (esa es una ilusión), pero NO TENER DINERO tampoco le asegura la “felicidad” !! (y creo que allí­ no hace ni falta “ilusionarse”).

Eso siente con todo su rigor !! Es que -y aquí­ tienen razón los budistas- la CLAVE de la felicidad es NO TENER DESEO.

Y me voy a permitir “occidentalizar” la definición budista (para horror de los budistas que ahora me escribirán para insultarme) y la voy a decir de este modo:

– Ser feliz es NO TENER DESEOS INSATISFECHOS !!

Tardé más de 40 años en enterarme de eso, así­ que atienda con cuidado el razonamiento porque le garantizo algunas sorpresas. En la filosofí­a oriental (el budismo en concreto) se persigue la felicidad a partir de ANULAR el deseo.

Si no tienes deseos, no tienes insatisfacciones y, de este modo, llegas al perfecto equilibrio que te trae la paz y la felicidad. Ese razonamiento es IMPECABLE.

Aquí­ no hay fallo alguno en la lógica formal… si NO tienes deseos, NO puedes tener insatisfacción y por lo tanto SI eres feliz. – Y si no es budista ?… y si no quiere matar sus deseos ? Entonces quizás, para ser feliz, tendrá que encontrar el modo “occidental” de satisfacer sus deseos, para de este modo NO TENER “deseos insatisfechos” y, así­, lograr el equilibrio en su vida.

Debe saber desde ya que NO TODO se arregla “con dinero”… no comprará salud (si atención médica digna), no comprará amor (si la posibilidad de viajar o el tiempo para conocer gente), no comprará NINGUNA de las cosas que no pueden comprarse.

Tendrá que aprender a MATAR el deseo para no sufrir por aquellas cosas que no se pueden conseguir en el mundo. No hay otro camino.

Lo que resultarí­a una tremenda pena es que sufra por deseos que SI PODRIA SATISFACER si fuese más productivo, más ordenado o más rico.

– Tener un televisor de plasma de 42 pulgadas puede que sea inalcanzable para muchos (yo no lo tengo), pero NINGUN televisor en su vida tampoco es maravilloso.

– La bella mansión en Parí­s puede que sea inalcanzable para muchos (yo no la tengo tampoco), pero NINGUNA casa en su vida, tampoco es maravilloso.

Entonces, pongamos las cosas en claro… si quiere ser FELIZ no tenga muchos DESEOS INSATISFECHOS.

Es así­ de sencillo !!

Si le gusta el camino oriental, le sugiero este sitio: http://www.budismo.com

Si tiene que ajustarse al duro, competitivo y terrible modo de vida que usamos en occidente para dar satisfacción a los deseos, le voy a sugerir este otro: http://www.miscursosgratis.com/inversores.asp

Y, como decí­an los antiguos sabios… quizás la VERDAD se encuentre en el “punto medio”. Por eso, en lo personal trato de usar ambas filosofí­as en su justa medida.

Es un buen consejo… vea si puede aplicarlo en su vida también.

Fuente: http://www.enplenitud.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *