Felices Pascuas… Me siento bien

resurreccion.jpg

Felices Pascuas. Felices Pascuas… es lo que la gente suele decir hoy, en Domingo de Resurrección; y para ser honestos, hay un inquilino dentro de mí que se siente reconfortado al escucharlo. Supongo que es cuestión de salud espiritual.

Llámenlo superstición, religiosidad, tradición o simplemente el trauma que mi madre me causó cuando solíamos recorrer las iglesias del centro de la ciudad en la visita de las 777 casas… bueno, al menos a mí me parecían tantas; de modo que superstición, tradición o trauma, me siento bien al llegar el fuego nuevo.

Me siento bien de que ya no sentiré enorme remordimiento al comerme una hamburguesa un viernes de vigilia; me siento bien de no tener que mirar las películas que cada año me repite la televisión esta semana, donde Cristo tiene el rostro de muchos actores, pero siempre termina crucificado; me siento bien de que podré ir nuevamente a la iglesia y no tendré que nadar entre el mar de gente que estos días viste de morado y se da golpes de pecho pero sale a la calle para dar golpes a sus hermanos; me siento bien de volver al trabajo, aunque sea el único en la oficina que no fue a nadar en la sopa humana de Acapulco; me siento bien.

Me siento bien por todo esto; me siento bien de ser católico, de amar a Dios, de recordar la religiosidad que mi madre me inculcó. Me siento bien por todo ello, pero me siento mejor por ser hijo de Dios y hoy sentirme libre de toda mi inmundicia gracias a su redención.

De modo que… ¡Felices Pascuas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *