¿Cuál es el efecto del viagra en mujeres?

La pastilla del viagra es mundialmente conocida en el tratamiento para la disfunción eréctil, aunque también se le ha conocido otras funciones por ejemplo en mujeres.

Para ellas la pastillita azul funciona en una situación completamente diferente pues las ayuda a conciliar el sueño.

Científicos argentinos de la Universidad de Quilmes han realizado una investigación que afrima que el sildenafil, principio activo del Viagra, puede ayudar a las féminas a adaptarse a los cambios de luz que suelen generar problemas para dormir.

Años atrás el equipo logró determinar el efecto positivo del principio activo del Viagra en animales machos, y ahora lo pudo comprobar en hembras también.

Diego Golombek, especialista de la mencionada Universidad afirmó que encontraron que el sildenafil funciona tanto en hembras como en machos. “Trabaja sobre un proceso bioquímico que no tiene que ver con lo eréctil”, señaló.

Viagra para mujeres

El viagra para hombres es muy famoso y en verdad es efectivo, lo mismo que otros productos en el mercado como Cialis. Sin embargo ¿Existe un Viagra para las mujeres? Al parecer, lo más parecido ha llegado.

Aleida tiene 40 años y trabaja como ejecutiva de relaciones públicas desde hace 15; ha estado casada por una década y no tienen hijos por decisión de los dos. En sus propias palabras, “es feliz en casi todo; con una carrera que me gusta mucho y con un marido maravilloso, pero mi vida sexual es un desastre”.

La romántica postal se empezó a deteriorar hace un año. Aleida no tiene ganas de sexo casi nunca: “Mi esposo se me acerca. Sé que lo amo, que sin él no entendería mi vida y está en plenitud, pero no pasa nada. No me ‘enciendo’ y termino fingiendo para que él no crea que ya no me gusta o que dejé de quererlo. Es terrible”.

Mujeres desapasionadas

“El trastorno del deseo hipoactivo, la anorgasmia y la incapacidad para alcanzar el orgasmo o preorgasmia son las tres disfunciones de la vida erótica más comunes entre las mujeres mexicanas”, explica el Dr. David Barrios Martínez, sexólogo clínico y psicoterapeuta sexual de Caleidoscopia AC y expresidente de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología (FEMESS).

Estas disfunciones no son enfermedades sino síndromes: “un conjunto de síntomas que se presentan con independencia de su causa y que se manifiestan de manera recurrente, persistente y causan malestar en quien los padece”, precisa el Dr. Eusebio Rubio, fundador de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, A. C. (AMSSAC) y expresidente de la Asociación Mundial para la Salud Sexual.

El trastorno de deseo hipoactivo “es la atenuación de las ganas eróticas que se traduce en la reducción de la disposición para emprender encuentro sexuales”, detalla el Dr. Barrios. Y comenta: “Ahora está a debate si el trastorno de deseo hipoactivo es el mismo que el trastorno de deseo inhibido. Yo digo que no: en el primero, las ‘ganas’ se minimizan; en el segundo, desaparecen totalmente”.

Esta disfunción afectaría a un 30% de las mujeres que acuden a la consulta de un sexólogo, según Barrios. Aunque el estudio PRESIDE, realizado bajo el patrocinio de la industria farmacéutica en los EE.UU. en 2006 y que incluyó a 31 mil mujeres mayores de 18 años, encontró que aproximadamente una de cada 10 mujeres reportó bajo deseo con malestar asociado, y que aquellas entre los 35 y 64 años fueron las más proclives a experimentar problemas de bajo deseo y malestar que las más jóvenes.

Detrás de la apatía sexual

Las causas de la disfunción las apunta el Dr. Barrios: “La mayoría de los casos de deseo hipoactivo tienen que ver con problemas con la dinámica de pareja, autonegación del derecho al placer propiciada por una gran cantidad de prejuicios, falsos mitos, ignorancia y roles de género estereotipados que asocian la posibilidad del goce erótico a lo malo, sucio, degradante o pecaminoso”.

A veces, también se debe a factores orgánicos como diabetes mellitus, hipertensión, bajos niveles hormonales y el uso de fármacos como los antihipertensivos, tranquilizantes y antidepresivos.

“Aunque existe un porcentaje de mujeres que sin ninguno de esos factores, se encuentra con que no siente las mismas ganas de siempre y eso le causa angustia, sorpresa y preocupación”, confirma el Dr. Rubio.

En la mayoría de las pacientes, la psicoterapia individual o en pareja, resuelve el problema. Si tiene un elemento orgánico, se trata primero ese factor para después abordar el tema del deseo hipoactivo

“Pero hasta ahora no había nada para un 10% de mujeres que pasaban por deseo hipoactivo sin causa aparente”, añade el Dr. Rubio. Para esas mujeres será flibanserina, una molécula que estaba siendo investigada como antidepresivo por los laboratorios alemanes Boehringer Ingelheim, y que casualmente “reencendió” la pasión de un grupo de mujeres que participaban en el protocolo de investigación de la sustancia.

No es un Viagra femenino

El Dr. Rubio es muy claro: “Estará indicado sólo para ese subgrupo de mujeres afectadas por el trastorno de deseo hipoactivo que no tiene origen en problemas de pareja, emocionales o de educación o que no se relaciona con cuestiones orgánicas”. Y seguramente así será: “Porque no hay pastillas para curar una mala relación de pareja”, dice el Dr. Barrios.

La pastilla funcionará cambiando el desbalance de neurotransmisores -los mensajeros de la actividad neuronal- que trastocan el deseo: el exceso de serotonina inhibe el ciclo de respuesta sexual; mientras que la presencia de dopamina y noradrenalina, prenden el fuego. Parece que flibanserina modula estos neurotransmisores en áreas selectivas del cerebro y restaura el equilibrio neuroquímico. Resultado: las mujeres recobran su deseo de intimidad.

“Lo que hay que evitar es que sea usado como un afrodisiaco en aquellas mujeres que han perdido el deseo por razones como el maltrato, los prejuicios religiosos o morales, una baja autoestima o experiencias de abuso sexual. En esos casos, se requiere el trabajo fino de la psicoterapia”, establece el Dr. Barrios.

¿Hay algún peligro de que sea usado de manera criminal para abusar de mujeres en bares o discotecas como cabría temer? No realmente, su efecto no es inmediato: “De la misma manera que otros fármacos que operan a nivel del sistema nervioso central, sus primeros efectos se notarán en aproximadamente 4 semanas después de iniciado el tratamiento”, menciona el Dr. José Tirán, ginecólogo y director del Instituto Mexicano de Infectología Ginecológica y Obstétrica (IMIGO), en Monterrey.

Mientras llega, Aleida opina que no estaría mal probar la pastilla: “Si con eso salvo mi relación, estoy dispuesta”.

En tanto, flibanserina está siendo revisada en estos momentos por la FDA, la agencia encargada de analizar cada nuevo fármaco que sale en el mercado estadounidense y que también es una autoridad a nivel internacional y Boehringer está empezando a correr más estudios de seguridad y eficacia en mujeres y otros para conocer si flibanserina puede reencender el deseo sexual en hombres (que believe it or not, también llegan a sufrir de esta disfunción).

No, no es el Viagra rosa, porque la sexualidad de las mujeres es más que hidráulica. Pero será un avance en la compresión biológica del erotismo femenino, una materia tan compleja como ellas mismas.

Más sobre salud sexual

JORNADAS SEXUALIDAD PARA TODOS

“Conociendo mi sexualidad para construir mi vida”.

Ciclo de Conferencias dirigido a todo publico.

Impartido por reconocidos sexólogos mexicanos.

25 conferencias distribuidas en 5 días durante 2010.

5 conferencias por día.

Horario: de 8:00 a 20:00 hrs.

Organizan CALEIDOSCOPIA, Espacio de cultura, terapia y salud sexual y RED YECCAN.

via

Firmeza grado 4: Viagra y la disfunción erectil

Se piensa que en México, seis millones de adultos padecen algún problema de disfunción erectil y esto, casi siempre ocurre después de los cuarenta. Las causas pueden ser de lo más variadas.

De acuerdo con la definición de Masters y Johnson, la disfunción eréctil es la incapacidad de alcanzar o mantener una erección bastante firme para realizar el coito.

Antes de pensar que usted, mi estimado lector, padece este problema porque en alguna ocasión su “pequeña mascota” no pudo ir a la fiesta, anímese; eso es perfectamente normal. Para que se considere que existe una disfunción eréctil este problema debe presentarse por lo menos en un 25% de los casos. Es decir, que no pueda 1 de cada 4 ocasiones.

Ahora, en una acción interesante, Viagra y los señores de Pfizer han ido más allá y, mediante su última campaña (firmeza grado 4-como si fuera la primera vez), han mezclado la publicidad con los fines didácticos, aclarando que no sólo “se tiene o no se tiene una erección”, sino que incluso, hay diferentes niveles de ella. De acuerdo con ellos esto sería una escala de medición:

Obviamente la campaña de la compañía tiene fines comerciales, sin embargo la explicación dada es bastante interesante. De acuerdo con el laboratorio, su píldora azul, ingerida a largo plazo, ha dado resultados 96% satisfactorios —un índice altísimo— sin embargo recuerde, antes de comenzar a hacer planes para volver al ataque, necesita ser evaluado físicamente y ver si es apto para tomar la medicina y alcanzar su firmeza grado 4.

Viagra gratis a los adultos de la tercera edad

En México se ha calificado de populista al gobierno del D.F.

Yo, la verdad no sé por qué… ¿sólo por la instalación de playas urbanas poco higiénicas?, ¿por desarrollar una pista de hielo que se rajaba por la mitad en una ciudad donde en invierno se pueden registrar temperaturas de casi treinta grados? ¿Porque regalan dinero en vez de incentivar que la economía se mueva? ¡Que poca cosa!

Pues bien, en ese tenor ¿qué dirían si a nuestros adultos mayores, en lugar de darles una tarjeta para la despensa, se les diera Viagra?

La pregunta puede causar risa, pero el alcalde de la localidad chilena de Lo Prado, Gonzalo Navarrete, ha decidido entregar Viagra, el medicamento que combate la disfunción eréctil, a los hombres de más de 60 años. La medida entrará en vigor a partir de la segunda semana de mayo. Desde esa fecha, los aproximadamente mil 500 varones que superan esa edad, recibirán cuatro pastillas mensuales ¡Al menos se divertirean una vez a la semana!

La iniciativa va a costar más de 14 mil euros este año, cantidad que será financiada por el ayuntamiento. ¡Caray! Si vamos a ser populistas… pues que sea con una sonrisa de satisfacción ¿o no?

El Viagra hasta resuelve los problemas de horario

La célebre pastilla azul utilizada para tratar la disfunción eréctil, leáse Viagra, podrí­a tener un efecto colateral imprevisto: en la dosis adecuada, ayudarí­a a contrarrestar los efectos del jet lag.

El jet lag no es otra cosa que la descompensación horaria, disritmia circadiana o sí­ndrome de los husos horarios, es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (que marca los perí­odos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar en avión largas distancias, a través de varias regiones horarias.

Al parecer, la pastilla más famosa del mundo, después de la aspirina, acelera el metabolismo, por lo que el cambio de horario ya no es una descompensación para el reloj biológico.

Y si no fuera así­… no importa, ir a Europa con Viagra… bueno, seguramente de cualquier forma será un viaje de placer.

Ví­a