El mundo entero envejece

La ONU prevé que en 2045 los mayores de 60 años superen a los menores de 14 – Los países en desarrollo siguen las pautas de crecimiento de los desarrollados.

La población envejece no sólo en el primer mundo, sino en todo el planeta, de forma imparable y en un “proceso sin precedentes en la historia de la humanidad”, según el último informe de la División de Población de Naciones Unidas, publicado esta semana. Una de cada nueve personas tiene más de 60 años y se prevé que sea una de cada cinco dentro de 40 años. En 2045 el número total de mayores de esta edad superará por primera vez al de menores de 14 en todo el mundo -lo que ya ocurrió en los países desarrollados en 1998-.”El envejecimiento de la población es profundo y tendrá implicaciones en todas las facetas de la vida”, señala el informe, que menciona específicamente las consecuencias en el ahorro, el consumo, los mercados de trabajo, las pensiones, los impuestos, la epidemiología, los sistemas de salud, la composición de las familias o los flujos migratorios.

El aumento en la esperanza de vida de las regiones en vías de desarrollo y el control de la natalidad están cambiando de forma espectacular las pirámides de población, que darán un vuelco en 100 años: de 1950 a 2050 el porcentaje de mayores habrá pasado del 8% al 22%

casi una cuarta parte de la humanidad. En 2000 había 600 millones de mayores, cifra que triplicaba la de 1950. En estos momentos hay 737 millones. Los demógrafos no esperan que las decrecientes tasas de fertilidad vuelvan en ningún caso a ser las mismas que en el pasado, por lo que consideran que el envejecimiento no se frenará sino que seguirá en aumento, sobre todo en los países en vías de desarrollo, donde más se está reduciendo la mortalidad.

La edad media mundial es de 28 años. El país más envejecido es Japón, con 44, y el más joven Níger, con apenas 15. Se prevé que en 2050 está edad media aumente 10 años, hasta los 38. España ocupa el puesto número 18 en envejecimiento de la población.

El informe de la ONU se basa en estimaciones y cálculos elaborados con datos actualizados -no todos- hasta agosto de 2009.

Nivel de desarrollo

Una de cada cinco personas en los países desarrollados tiene más de 60 años. Y las predicciones de la ONU indican que en 2050 serán una de cada tres. En Asia, América Latina y el Caribe son ahora una de cada diez (llegarán al 20% en 2050), y una de cada 19 en África (el 11% en 2050). El envejecimiento avanza muy rápido en los países en vías de desarrollo, sobre todo en las economías emergentes. China va a pasar de un 12% de mayores de 60 años a un 31% en solo 40 años; la India, de un 7% a un 20%; y Brasil, de un 10% a un 29%.

Esperanza de vida

El ser humano ha ganado más de 20 años de vida desde 1950. Ha pasado de tener como horizonte vital 48 años -de media mundial- a tener 68. Y, quienes han llegado a los 60, pueden esperar razonablemente vivir 18 años más si son hombres y 21 más si son mujeres. Obviamente, hay diferencias en función del desarrollo de los países: en los más desarrollados los hombres de media viven 20 años más y las mujeres 24, mientras que en los menos desarrollados la esperanza de vida a esa edad es de 15 años para los hombres y 17 para las mujeres.

Trabajo y pensiones

En 1950 había 12 personas de 15 a 64 años por cada mayor de 60 años. En 2009 fueron nueve y en 2050 se prevé que ese número caiga a cuatro, lo que supondrá un reto para los sistemas de pensiones de todo el mundo. La edad de jubilación varía en función de los países: suele ser a los 65 años en los desarrollados y entre los 55 y 60 en los que están en vías de desarrollo. Pero, en estos últimos, a pesar de una edad de jubilación más baja, un porcentaje de la población mayor suele seguir trabajando ante la falta de cobertura social y de pensiones. En 30 países -la mayoría africanos- más de la mitad de los mayores de 65 años son económicamente activos, mientras que en países como Francia sólo trabaja el 2%.

Octogenarios y centenarios

El 14% de los mayores de 60 años en 2009 tenía más de 80, y el porcentaje va en aumento. Se prevé que sean el 20% de este segmento de edad en 2050. Los centenarios también crecen. Fueron unos 454.000 en 2009 y la ONU predice que haya más de cuatro millones dentro de 40 años.

Hombres y mujeres

Por su alta esperanza de vida, hay unos 66 millones más de mujeres que de hombres mayores de 60 años. Por cada 83 hombres hay 100 mujeres, distancia que aumenta en las personas con más de 80: 59 hombres por cada 100 mujeres. Cuanto más desarrollado es el país, mayores son las diferencias de longevidad en función del sexo.

Solos o acompañados

El 14% de los mayores de 60 años viven solos, porcentaje que llega al 19% en el caso de las mujeres. Los hombres se casan más con mujeres jóvenes que mueren después que ellos y tienden más a casarse si se divorcian o si se quedan viudos.

Fuente: El País

Viajar con las personas mayores

Ir de viaje con nuestras personas mayores es cada vez más común. el objetivo es disfrutar -con toda la familia- de un destino que nos puede ofrecer una oferta interesante para las diferentes franjas de edad de nuestro grupo de viajeros.  sin embargo, en el caso de hacer un viaje con personas mayores, hay que tener en cuenta algunas consideraciones importantes a la hora de viajaren familia, ya que debemos conocer algunos aspectos básicos para realizar la elección del destino, y que la experiencia sea grata para todos.

Al viajar, uno de los criterios de elección más importantes para decidirse por un destino si hay adultos mayores en el viaje es la temperatura, pues las personas mayores no soportan igual que los jóvenes los golpes del calor y los casos de frío extremo. Así, será importante elegir un país o ciudad que disponga de temperaturas moderadas para hacer la visita agradable.

Sin embargo, y teniendo en cuenta que los países del trópico son muy atractivos, siempre hay que tener en cuenta la protección contra la agresividad del sol mediante el uso de lentes oscuros, cremas y procurar siempre una correcta hidratación. Otra consideración capital son los riesgos y condiciones sanitarias con las que cuenta el país o ciudad que se visita. Hay que tener en cuenta cuales son las enfermedades que se pueden adquirir en el país (y saber qué tipo de precauciones se han de tomar, si hace falta alguna vacuna específica, etc.) para lo que se recomienda dirigirse  alos centros de salud para que nos den la información pertinente. Es también importante tener en cuenta la situación y funcionalidad del sistema sanitario interno del país o ciudad de destino, para prevenir imprevistos.

El medio de transporte en el que se viaja y la duración de los trayectos son dos aspectos muy importantes también. Para las personas mayores, los largos recorridos en avión no son demasiado recomendables. No obstante, e independientemente del medio en que se desplace, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los desplazamientos de más de 4 horas pueden provocar trombosis (especialmente en las piernas) y embolias pulmonares en personas de edad avanzada que no tomen medidas preventivas adecuadas: usar ropa cómoda, hacer estiramientos antes y después del viaje, estimular la circulación flexionando las extremidades, procurar ir cambiando de postura y caminar siempre que se pueda para ir al lavabo. Otro aspecto es el grado de accesibilidad con que cuenta el país. Desde los establecimientos donde nos alojaremos, hasta los puntos turísticos que pensamos visitar, es importante conocer las facilidades que tienen para que puedan acceder las personas mayores. Finalmente, sólo nos faltará elegir el destino en función de los gustos y preferencias de los viajeros.

¡Buen viaje!