Escándalo sexual le cuesta la gobernatura y la posible presidencia

031219_whospitzer2_vl_1.jpg

¿Por qué los pensamientos, las palabras y el actuar deben ser coherentes? La respuesta la tenemos con Eliot Spitzer, gobernador de Nueva York quien dimitió al no poder superar su costoso escándalo sexual.

Spitzer tenía fama de intachable, pero tal parece, que en la urbe de hierro, la justicia está hecha del mismo material… y bien por ellos ya que no se puede mantener en el gobierno a personas que no actuan de forma responsable para con ellos mismos y obviamente para con su pueblo. Gran diferencia en el estado mexicano, donde nuestros gobernantes pueden ser presa de los más ominosos escándalos y sin embargo siguen allí, recibiendo la crítica con la pasividad que reciben el viento.

En el cenit de una fulgurante carrera política, basada en la honradez y con ambiciones presidenciales, el gobernador demócrata de Nueva York se ha visto forzado ayer a dimitir al no poder superar el tremendo escándalo generado por su implicación como cliente habitual de prostitutas de lujo.

Un ejemplo claro de las consecuencias de no ser COHERENTE en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *