El parche que mejora el deseo sexual

Por Carola Sainz

La sexualidad, el llamado Viagra femenino y cómo prevenir los factores de riesgo que amenazan a las mujeres después de los 40. Sobre estos temas, Clarí­n Mujer habló con el doctor Santiago Palacios, que viajó de Madrid para participar de la Jornada Internacional sobre Salud Femenina después de los 40, organizada por Halitus Instituto Médico. Palacios es presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia y presidente de la Fundación Europea Mujer y Salud. Durante su paso por Buenos Aires, anticipó la llegada del parche de testosterona –la hormona que impulsa mecanismos asociados al deseo sexual–, que desde la semana pasada se comercializa en algunos paí­ses de Europa.

¿Qué ocurre con el deseo y la vida sexual de las mujeres después de los 40?

Esta es una época en la cual vuelven a existir, como en la adolescencia, desequilibrios hormonales. Las hormonas no bajan gradualmente. Bajan en picos que pueden llevar a coexistir sí­ntomas déficit de estrógenos y sofocos, por ejemplo, con sí­ntomas de exceso de estrógenos o una hemorragia. Y es la época en que también puede decrecer el deseo sexual femenino. Por eso, la disfunción sexual femenina es frecuente. Antes, su tratamiento estaba muy parado porque los médicos no nos poní­amos de acuerdo en las definiciones y tampoco contábamos con herramientas para hacer el diagnóstico: no era como hacer un análisis de sangre y ver el resultado. Ahora, por suerte, contamos con nuevas herramientas para diagnosticarla.

¿Qué hacen ahora?

Un cuestionario. En Europa unificamos el cuestionario que le hacemos a las pacientes. Esto nos permitió acordar que la disfunción sexual femenina puede ser una alteración del deseo sexual, una alteración de la sensación o dolor en la relación sexual. Entonces, cuando atiendo a una paciente, yo tengo que poner: “disfunción sexual femenina, alteración del deseo”, por ejemplo. Ahora todos hablamos de lo mismo. Y eso ha sido un gran avance. Ha permitido hacer estudios en diferentes paí­ses y llegar a resultados comunes. Así­, el 33% de las mujeres de todas las edades, desde los 18 a los 71 años, tienen disfunción sexual. Una de cada tres. En España hicimos el cuestionario y comprobamos que el 40% de las mujeres que tiene problemas sexuales está contenta y piensa que está bien. Pero lo lógico es pensar que si tienes un problema, lo quieres resolver. Gracias al cuestionario, además, se iniciaron los estudios que demostraron la eficacia del parche de testosterona, que se vende en Europa y fue aceptado por la Agencia Europea de Medicamentos. Es la primera vez en la historia mundial que una agencia europea de medicamentos acepta un producto para las alteraciones del deseo.

¿Y cómo funciona?

Son parches de testosterona, similares a los que se recetan para dejar de fumar, que consiguen mantener el rango de normalidad de la mujer, pero en niveles altos, sin excederse, por lo que no hay efectos secundarios. Esto es una novedad tremenda.

¿Serí­a como el Viagra femenino?

El Viagra es una total injusticia para la mujer porque el hombre pone sangre en su flujo sanguí­neo y ya está, tiene una erección.

¿Y qué sucede con el parche? ¿Mejora el deseo?

Pero no en todos los casos. No es una panacea. Hay un grupo de riesgo: las que tienen más de tres hijos, las que tienen episiotomí­a, las mujeres mayores. No queremos generar falsas expectativas porque es peligrosí­simo: la sexualidad de la mujer es un tema muy complejo y difí­cil. No se trata solamente de bajo deseo sexual, también interviene tu experiencia, tu cultura, tu familia, tu vivencia. ¿Entonces, a quiénes beneficia?

Ahora mismo yo lo focalizarí­a en las mujeres operadas, que no tienen los ovarios. Es para lo que ha salido. Han acabado otras dos o tres fases de investigación en mujeres con menopausia natural. Los estudios serios han demostrado que han mejorado las mujeres con deseo sexual retroactivo. Con esto se mejora en un 70%.

¿Está indicado sólo para las mujeres premenopaúsicas o también para una chica de 20?

Esa es una buena pregunta. No sabemos. Ya hay otros dos estudios en marcha. Hasta ahora está estudiado en mujeres operadas de cualquier edad. Puedes tener 20 o 40. Porque el ovario produce siempre hormonas tengas la edad que tengas. El medicamento incide sobre la libido, la potencia, el deseo sexual. Pero la que lo compre creyendo que con eso resolvió sus problemas, se va a equivocar. En realidad la división de alteraciones que hemos hecho en deseo, sensación y dolor están relacionadas. La división es clara en encuestas pero en la realidad, no. Una mujer puede tener dolor y a los cinco años ya no tiene deseo. Pero, en verdad, pierde las ganas porque hace cinco años que no disfruta de su vida sexual… Tenemos que ser precavidos. La sensibilidad en la mujer es tan grande… Lo psicológico siempre puede intervenir. Para mí­ la psicologí­a interviene en todo.

Fuente: Diario Clarí­n – Martes 3 de abril de 2007

Un comentario sobre “El parche que mejora el deseo sexual”

  1. hola tengo 27 años y tengo un problema no tengo deseo sexual en abril me hice el papanicolao y sali con un problema tengo bajos estrogenos el ginecologo me reseto unos anticonceptivos pero yo la verdad no veo mejora en ese aspecto y las pastillas me probocaron mucho varis en mis piernas q me aconsejan q haga me gustaria tener una respuesta gracias por su tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *