Currí­culum Vitae Funcional: ¿por qué?

curri.jpg

El currí­culum vitae adecuado cuando has tenido muchos saltos laborales

Muchos profesionales cuentan con una carrera profesional muy tropezada, en donde han tenido muchos saltos de trabajo en poco tiempo. Lo anterior, se puede deber a malas decisiones que han tomado, a que son inestables o a que por la actual naturaleza inestable de las empresas han sufrido los estragos de reestructuras organizacionales.

Si cuentas con una trayectoria aparentemente inestable, la primera recomendación es que debes de saber presentarla en un currí­culum vitae a manera de que no seas descalificado en forma inmediata durante la revisión de las hojas de vida. El formato más común de currí­culum vitae es el cronológico inverso, sin embargo, no es el más adecuado si tu perfil muestra muchos saltos. Para ello hay alternativas: el currí­culum vitae FUNCIONAL y el COMBINADO.

En el formato FUNCIONAL la cronologí­a se omite por completo. Las responsabilidades y los logros se agrupan por especialidad. A manera de ejemplo, tomemos una persona que se ha desarrollado profesionalmente en el área de mercadotecnia y ha tenido experiencias en las múltiples funciones que integran esta área: investigación de mercado, publicidad, promoción, precios y relaciones públicas. Las experiencias de cada puesto que ha ocupado en cada una de estas funciones se agruparí­an en una de las cinco categorí­as anteriores. El énfasis entonces se centrarí­a en lo que la persona ha hecho y no en dónde y por cuánto tiempo. Se desenfatiza completamente la cronologí­a tropezada y se muestran sólo las experiencias profesionales.

El problema que surge con este formato, sin embargo, es que al omitir completamente fechas laborales, se levantan sospechas y el reclutador se ve cuestionándose el por qué se omitieron éstas. En algunos casos el empleador potencial se vera atraí­do por las experiencias profesionales del candidato y lo inviatarí­a a una entrevista para explorar un poco más a fondo esta condición. En otros casos el empleador potencial simplemente descartarí­a el currí­culum vitae de la terna sin molestarse en explorar más a fondo la condición laboral del candidato.

Otra alternativa es usar el formato COMBINADO. Este formato aprovecha las ventajas del formato cronológico y FUNCIONAL. En primera instancia se muestran las responsabilidades y los logros del canididato por función o especialidad y en una sección posterior o en una segunda página se incluirí­a en otra sección la cronologí­a. Igualmente, se podrí­a desenfatizar aún más la cronologí­a mostrando primero la empresa o puesto y al final de cada oración los años que se ocuparon los puestos. En este caso por supuesto, se omitirí­an por completo los meses. De hecho mi recomendación no es incluir los meses en ningún caso porque evidencia por completo periodos cortos de experiencia profesional. Por ejemplo, en un periodo de dos años, comprendido entre 2005 y 2006 el mí­nimo de meses completos que puede haber son dos, diciembre 2005 a enero de 2006, pero el máximo serí­a 24, enero 2005 a diciembre de 2006. Si los meses se ponen en un currí­culum vitae se evidencia claramente el periodo corto en meses en los que se ocupó un puesto, sin embargo si sólo se incluyen los años se deja la incógnita de cuántos meses en total se laboró en ese puesto.

Si decides usar el formato COMBINADO busca desenfatizar tu cronologí­a profesional en lo posible. Muestra en efecto las fechas, pero escóndelas lo más que puedas para que tus experiencias resalten en primera instancia y tu reclutador pueda evaluar tus facultades previo a descalificarte con base en un solo criterio. Finalmente mi recomendación es experimentar en tu búsqueda tanto con el formato FUNCIONAL como en el COMBINADO entre las organizaciones a las cuales aplicas y monitorea cuál de los dos te funciona mejor, pero aléjate en la medida en que puedas del formato cronológico, sólo te descalificará en la primera fase sin tener la oportunidad de llegar a la entrevista para explicar más a fondo y cara a cara frente al reclutador, tu aparente condición de inestabilidad.

Recuerda que el ÉXITO es una cuestión de ACTITUD y de PREPARACIÓN. Si estás bien preparado para navegar el actual mercado laboral y tienes la actitud adecuada, el éxito seguramente estará ahí­.

Ví­a

Un comentario sobre “Currí­culum Vitae Funcional: ¿por qué?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *