¿Cuánto cuesta morirse?

A nadie le gusta hablar de ella, pero a todos nos llegará algún dí­a. Se trata de la muerte, que a veces llega de repente cuando la familia no se encuentra preparada para ello, sobre todo en el aspecto económico.

Las agencias de servicios funerarios no sólo atienden fallecimientos imprevistos, sino también ofrecen planes a futuro que resultan menos costosos.

En cualquier caso, el precio a pagar se incrementa dependiendo del producto que se contrate, así­ como la inclusión de otros servicios como estacionamiento o cafeterí­a.

El último adiós

La opción más económica es el Velatorio del IMSS, que ofrece dos tipos de servicios funerarios. Uno básico de 4 mil 200 pesos para inhumación y que incluye el ataúd, la capilla, carroza y los trámites. La incineración incluye además la urna por 5 mil 200 pesos. Éstos son costos de la unidad Doctores.

En el caso de agencias privadas los costos se incrementan, tal como en Funeza, que cobra por atención inmediata 13 mil 500 pesos (sucursal Zaragoza) aunque la cantidad desciende si se contratan los mencionados planes a futuro.

Por ejemplo, el paquete para dos servicios que incluye ataúd, capilla las 24 horas, trámite de inhumación (registro civil, en INEGI y salubridad) así­ como traslado del lugar de fallecimiento a la capilla y de ahí­ al panteón, cuesta unos 11 mil 460 pesos.

Si se contratan los planes para tres servicios se pagan 19 mil 920 pesos, mientras que para cuatro servicios se pagan 22 mil 790 pesos.

Ahora bien, si de lujo se trata (aunque no se esté vivo para disfrutarlo) existe la opción de la Agencia Gayosso, la primera en idear capillas para velar difuntos en México, pues a principios de siglo pasado se acostumbraba honrar a los muertos en las casas.

En Gayosso, especí­ficamente en la funeraria de Félix Cuevas, han sido velados los cuerpos de importantes personalidades del espectáculo, tal como la actriz Ofelia Guilmain, Valentí­n Trujillo y Francis como el caso más reciente. También ha sido la última morada de presidentes y funcionarios públicos.

El costo de un servicio en Gayosso depende del tipo de material del ataúd. Para un servicio inmediato se cobra 40 mil pesos. Tan sólo la urna y cremación tienen costos desde los 8 mil pesos.

El servicio incluye el traslado del cuerpo a la agencia, arreglos florales, camilla de velación, carroza, camioneta para transportar a los dolientes, camioneta con los arreglos florales, derecho a urna (de latón, es la más sencilla), embalsamamiento, asesorí­a de gestores para cualquier trámite en embajadas, consulados o Salubridad, incluso si hay muerte violeta, se enví­a personal al Ministerio Público.

También ofrece planes previsorios con todos los servicios incluidos. Oscilan entre 33 mil y 300 mil pesos, también dependiendo del tipo ataúd y el nicho.

Por ejemplo, un paquete pensando para sepultar en el Panteón Francés cuesta aproximadamente 26 mil 500 pesos si se trata de inhumación, además de los gastos extra por maniobras (abrir y cerrar la fosa, etc). Adicionalmente se cobran unos 4 mil 192 pesos por cremación.

Los ataudes de metal son los más económicos, no así­ los de madera, que pueden llegar a ser doblemente caros.

Otros servicios

El honor al difunto no es tal vez lo importante. Para descansar en paz, el espacio donde yacerá el cadáver también tiene su precio, aunque como se mencionó anteriormente en algunos paquetes se incluyen nichos.

Todo panteón varí­a sus precios, dependiendo el tamaño y la zona, aunque un buen ejemplo es el que ofrece Jardines del Recuerdo, con paquetes para uno o hasta cuatro féretros. Es éste último el más común y su precio es de 76 mil 153 pesos. Es posible solventarlo con un pago inicial de 989 pesos y 76 pagos también de 989.

Las cuatro gavetas incluyen sus cuatros servicios en velatorios, sus ataúdes, floreros y lápidas. En el cementerio de Cipreses se realiza un responso en la capilla.

Las flores son también importantes, aunque ese detalle alcanza cantidades elevadas. Según precios de Florerí­a Fúnebre, la corona oscila entre mil 250 y mil 490 pesos; una cruz de 950 a mil 290 pesos; las sobre cajas (encima del ataúd) entre mil 350 y mil 490 pesos. Los arreglos especiales hasta 2 mil 490 pesos.

Algunas recomendaciones
• Todo contrato, para su validez, debe estar escrito en español con letra legible a simple vista.
• Las agencias y los concesionarios pondrán a disposición del público un manual o instructivo con información clara y precisa sobre los trámites mí­nimos y demás caracterí­sticas para garantizar la contratación de los servicios funerarios.
• Las agencias proporcionarán las diversas opciones para contratar servicios, ya sean individuales o colectivos, si el servicio es foráneo o local, si es de utilización inmediata o a futuro, con desglose de conceptos y cobros o derechos por cada uno de los servicios.
• Para la venta de derechos de uso en panteón o cementerio, criptas, nichos, fosas, osarios, gavetas y monumentos, la agencia indicará si están terminados o en construcción y, en su caso, el plazo de terminación previsto.
• En caso de incumplimiento por cualesquiera de las dos partes, señalar las penas convencionales correspondientes y la manera para hacerlas efectivas.

Ví­a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *