¿Comida chatarra para nuestros hijos?

México imita la mala educación nutricional de EU

dona.jpgMéxico”esta imitando la mala educación nutricional de Estados Unidos y se aleja cada vez más de una alimentación sana”, señaló el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Ector Jaime Ramí­rez Barba.

Además, mencionó que nuestro paí­s ocupa el segundo lugar a nivel mundial en problemas de obesidad infantil, por lo que se tiene que balancear la oferta alimenticia en las tiendas, cafeterí­as y cooperativas escolares de todos los niveles de educación; además de promover el consumo de agua y alimentos naturales entre los niños.

Uno de los factores de la obesidad infantil, dijo, tiene que ver con la genética, la falta de información nutricional adecuada para los padres, exceso de alimentos”chatarra” y el común error de estimular a los niños otorgándoles algún alimento alto en calorí­as.

Por lo tanto, apuntó, es fundamental promover en este sector la recreación fí­sica, así­ como el deporte en las escuelas de nivel básico, y reducir en lo posible la ingesta de frituras, refrescos y golosinas, alimentos que en lugar de nutrirlos los engordan, causándoles un gran problema.

A este respecto el diputado del Partido del Trabajo, Abundio Peregrino Garcí­a propuso modificaciones a la Ley General de Salud con el fin de obligar a los fabricantes de botanas y refrescos incluir en la etiqueta de sus productos la leyenda:”el consumo de este producto puede generar obesidad”.

Explicó que las adiciones al artí­culo 115 de esta Ley responden a que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006, elaborada por el Instituto de Salud Pública y la Secretarí­a de Salud, cuatro millones de niños tienen sobrepeso, el 16 por ciento se concentra en el Distrito Federal, y para el 2010, el 50 por ciento de los menores la padezcan.

Indicó que con la incorporación de esta leyenda se pretende alertar a los consumidores de los efectos que puede ocasionar el consumo continuo de productos con alto nivel de grasa y azúcares.

“Nos interesa que las nuevas generaciones tengan hábitos alimenticios sanos, que se les permita condiciones de vida adecuadas, para que el gobierno no destine tantos recursos al tratamiento de enfermedades derivadas de la obesidad”, apuntó.

Alertó que el sedentarismo y el consumo de alimentos grasos y de alto contenido calórico han provocado que los niños presenten sobrepeso e incluso obesidad infantil, con los consecuentes trastornos a la salud que esto genera.

El representante del PT resaltó que la sociedad tiene la idea o creencia de que un niño”gordito” es sinónimo de buena salud, cuando no es así­, ya que hoy se sabe que el exceso de peso puede generar presión arterial alta, diabetes y cáncer.

En entrevista advirtió que la expansión en el mercado de comidas rápidas ha traí­do como consecuencia la modificación de los hábitos alimenticios.”Estamos imitando la mala educación nutricional de nuestro vecino del norte y nos alejamos cada vez más de una alimentación sana”.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *