Campaña Contra Extorsión Telefónica: ¡No más!

b652337b21.jpg

El Gobierno del Distrito Federal puso en marcha la “Campaña Contra la Extorsión Telefónica”, en la cual se incluyen recomendaciones para prevenir y sancionar con más severidad, a nivel local y federal ese ilí­cito.

En conferencia de prensa, el Ejecutivo local, Marcelo Ebrard Casaubon, convocó a medios de comunicación, empresas telefónicas, legisladores y organizaciones sociales a formar un frente común para frenar este crimen.

Propuso tipificarlo como delito grave, a fin de aumentar las probabilidades de detener y evitar la posible liberación bajo fianza y propiciar el seguro encarcelamiento de quienes incurren en él.

Anunció una campaña a través de medios de comunicación denominada “No Más Llamadas de Extorsión en el Distrito Federal” para invitar a quien reciba telefonemas amenazantes a denunciarlos al 55 33 55 33 del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Distrito Federal.

La denuncia de las ví­ctimas, dijo, es muy importante para protegerlas, perseguir a los delincuentes con el apoyo de las empresas telefónicas y aumentar las probabilidades de apresarlos.

A su vez, el secretario de Seguridad Pública capitalino, Joel Ortega Cuevas, calculó la existencia de 700 bandas de extorsionadores en todo el paí­s, de las cuales al menos 14 operan en el Distrito Federal, en cuyas estructuras hay recopiladores de datos sobre ví­ctimas potenciales, seudofuncionarios encargados de contactarlas y negociadores.

Las delegaciones más afectadas son Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc y Tlalpan, donde se registra 40 por ciento de denuncias, precisó.

Una gran cantidad de llamadas se hacen a tarjeta habientes de cierto tipo de negocios, miembros de clubes o asociaciones y familias con estudiantes en escuelas particulares, refirió.

De acuerdo con el jefe policiaco, el total de denuncias ante la autoridad competente representa apenas cinco por ciento de las llamadas de extorsión.

La mayorí­a de extorsiones mediante amenazas de secuestro, daño o muerte; falsos avisos de familiares accidentados o detenidos por algún ilí­cito, y entrega de premios, entre otros recursos, se cometen mediante telefoní­a celular, cuyas lí­neas se duplicaron en cinco años hasta sumar 45 millones, 39 millones con sistema de prepago, agregó.

En tanto, el procurador general de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Félix Cárdenas, informó que al dí­a se generan 50 denuncias por este delito, la mayorí­a a partir del miércoles entre las 11:00 y las 14:00 horas, aunque en el caso de falsos avisos de premio se dan por la noche.

No obstante lo anterior, apenas existen 185 denuncias por este delito y sólo en 22 casos se ha consignado debido a la dificultad para comprobarlo.

Apuntó que este delito ya no se comete sólo desde los reclusorios por parte de los prisioneros y sus contactos en el exterior, sino también cada vez más por delincuentes libres.

Agregó que se planteó a diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) la necesidad de tipificar este delito como grave, pero a nivel federal son necesarios también cambios similares, así­ como una mayor regulación de la telefoní­a celular.

Ví­a

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *