Adiós Ingmar Bergman

Muere un grande del cine: Ingmar Bergman; quien retrató la guerra, el amor, la frialdad humana, el silencio de Dios y la muerte misma

El director de cine Ingmar Bergman, quien realizo cintas, como Sonrisas de una noche de verano, Fresas salvajes y El séptimo sello, murió ayer a los 89 años en la isla de Faro, en Gotland, en su natal Suecia, donde residí­a.

Bergman dejó de existir ayer, sin que se informaran las causas de su muerte, sin duda, el fallecimiento de este cineasta cerró un capí­tulo en la historia del cine, materia en la que es considerado uno de los grandes de la segunda mitad del siglo XX.

Su última pelí­cula, Saraband, Bergman la dirigió en 2003. Detrás dejaba una estela de no menos de 40 pelí­culas que realizó desde 1946, cuando inició su carrera. Sonrisas de una noche de verano, filmada en 1955, llevó su nombre por el mundo cuando resultó premiada en el festival de Cannes, aunque antes dirigió Prisión (1949), y más tarde la emblemática El séptimo sello (1957). Fresas salvajes, Fanny y Alexander, Sonata de otoño y Persona son otras de las obras que figuran en la filmografí­a de el cineasta sueco.

El cineasta se casó en cinco ocasiones y tuvo ocho hijos. Dejó viuda a su última esposa, Ingrid von Rosen. Ingmar Bergman, nació el 14 de julio de 1918 en Upsala, la cuarta ciudad más grande de Suecia, enclavada a unos 70 kilómetros al norte de Estocolmo.

Considerado uno de los más importantes directores de cine de la segunda mitad del siglo XX, además de las pelí­culas dirigidas, tiene también en su haber un centenar de obras teatrales y programas de televisión. Bergman fue en 1988 uno de los fundadores de la Academia Europea de Cine y su trabajo fue reconocido por Hollywood.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *